Ejemplos ?
Estamos muy alarmados los ciudadanos por la ola delictuosa, porque nos asaltan en cualquier lugar, en las casas, en las calles, en los restaurantes, en las iglesias, en los autobuses, en las ciudades y fuera de las ciudades.
El mismo La Serna á los cuarenta días de ser gobierno, clamaba por buques y refuerzo de tropa, re- conociéndose ya tan impotente como Pezuela para detener la ola revolucionaria.
Es el rugir de la tormenta que surge de una delirante multitud que grita su entusiasmo, exige su pan o quiere sangre. Fuera del hotel, una especie de ola negra se extiende y llena la calle.
Liberalismo oligárquico (1870 a 1900) burgués terrateniente liberal-conservador positivista-evolucionista determinismo ético La Habana, febrero de 1991 La especificidad del hecho nacional en ese continente deriva de que una gran ola de revoluciones inspiradas en las ideas democrático liberales de la burguesía europea hizo surgir toda una constelación de estados independientes cuando de este lado del océano las llamadas formaciones nacionales se hallaban todavía en un estado incipiente.
Son pocos los que ordenan con reflexión su vida y sus ocupaciones; los otros, a razón de los objetos flotantes en un río, no van, son llevados (Esta frase proviene de Horacio Odas,III, 29, 33 seg.); unos son sostenidos y mantenidos por una ola suave, otros son arrastrados por una (ola) más furiosa, otros, una (ola) próxima a la ribera los deja con curso fangoso, otros una corriente impetuosa los lanza al mar.
Pero él ya estaba en la proa, y se sentó junto al botalón, escudriñando la negra superficie del mar, en cuyo fondo se reflejaban como serpeantes hilos de luz las inquietas estrellas. El laúd, panzudo y pesado, caía tras cada ola con un solemne ¡chap!
Del centro de este escudo saldrán rayos de plata ó blancos en las cruces de los Legionarios, y de oro ó rojos en las demás clases que pasarán al través de una ola de laurel.
Y mi canción irá sola hacia donde tú te pierdes... donde ella pase, la ola tendrá un dolor de aguas verdes... No sé si me olvidarás ni si es amor este miedo; yo solo sé que te vas, yo solo sé que me quedo.
He venido a cobrarme con tu vida la vida de mi noble hermano... Una ola de sangre subió hasta las sienes de Rahutia. Dominó su cólera, y dijo: -Haz salir a ese esclavo, y te diré mucha cosas.
Bajó el puente y en el patio Entróse sin ceremonia Un hombre que dijo á voces Desde el caballo que monta. ---¡Ola alcaide! vuestros amos Llegan mañana á estas horas.
Apelando a su voluntad, estranguló la ola de emoción que se le subía a los ojos, y, entristecido, fatigadísimo, habló como a través de un sueño, con palabras muy pesadas: -Que Alá me condene si eres inocente...
A la inteligencia destructiva, que utiliza la ciencia ola técnica en contra del hombre ola convierte en peligro de su supervivencia, hay que oponer la inteligencia del humanista que aspira a la paz verdadera, a la unidad augusta del saber humano, a la coherencia en el esfuerzo de los pueblos.