¡huy!

¡huy!

 
Interjección con que se denota dolor físico agudo o melindre, o asombro pueril.
Ejemplos ?
Ya en la primavera europea, Kim Kirchen ganó dos etapas en la Vuelta al País Vasco, así como la clásica Flecha Valona tras imponerse en el Muro de Huy.
nne-Marie Vanderspeeten, cuyo nombre de casada era Anne-Marie Lizin (Huy, 5 de enero de 1949-17 de octubre de 2015), fue una profesora y política socialista belga, autora de proposiciones relacionadas con la energía nuclear, la vigilancia privada, la seguridad de las personas y los derechos de los extranjeros.
Alcaldesa de la ciudad de Huy, fue desde 2003 profesora del Instituto de estudios políticos de París, donde enseñaba el funcionamiento de organizaciones internacionales.
Diputada de 1991 a 1995 Miembro de la OSCE. Senadora desde 1995 Presidenta del Senado belga de julio de 2004 a julio de 2007 Alcaldesa de la ciudad de Huy desde 1983.
Pocos días después de haber sido dada de alta del hospital falleció en el Hotel Fort, en Huy, Bélgica, el 17 de octubre de 2015, a la edad de 66 años.
«huy, qué esperanza», «uh, qué macana», «no sé de quién seré, che», «Cachito mío...»), así como interjecciones no usadas, en su opinión, de manera frecuente en la poesía de la música popular uruguaya.
Amenhotep-Huy (Virrey de Kush), virrey de Kush y supervisor de todas las obras de Amenhotep III (dinastía XVIII), tumba nº 28 en la necrópolis de Asasif.
Amenhotep Huy, mayordomo jefe de Menfis bajo Amenhotep III (dinastía XVIII). Amenhotep, hijo de Yuti, chambelán bajo Amenhotep III (dinastía XVIII).
Durante la fiesta de celebración, los sumos sacerdotes Hotep (Steve Martin) y Huy (Martin Short) le regalan al príncipe heredero a Séfora (Michelle Pfeiffer), una joven madianita que han comprado como esclava, para que sea su concubina.
Moisés pide a Ramsés que deje salir a su pueblo, demostrando el poder de su Dios transformando su báculo en una serpiente, pero Hotep y Huy demuestran con sus propios bastones que también saben hacer lo mismo, invocando a muchos dioses egipcios en el proceso.
Otra posibilidad, quizás la que actualmente tiene más adeptos, es que la madre de la reina Meritra Hatshepsut era una poderosa mujer de la corte de entonces, de nombre Huy, y que ostentaba los títulos de "Favorita del Faraón", "Superiora del harén en los templos de Amón y de Ra", "Divina Adoratriz de Amón y de Atum" y, sobre todo, "Madre de la Gran Esposa Real".
El uso la ha españolizado como «¡ey!» (tal como existe «¡ay!» y «¡eh!»), aunque la Fundéu recomienda utilizar «¡eh!», artículo en el sitio web Fundéu: ¡hola!: sirve para expresar bienvenida, saludo, satisfacción por el encuentro con la persona a quien es dirigido. ¡huy!: sirve para expresar asombro, sorpresa por algo insólito.