¡fo!

¡fo!

 
Interjección con que se denota asco.
Ejemplos ?
Ovo pavor la duenna e fo mal espantada, Ca de tal vission nunqua era usada, De la grant claridat fo mucho embargada, Pero de la su cuita fo mucho alleviada.
Mando a los ministros a su casulla traer, Por entrar a la missa la confession façer; Mas non li fo sofrido nin ovo el poder, Ca lo que Dios non quiere nunqua puede seer.
Propusieron sus voçes ante la Gloriosa, Fo bien de cada parte afincada la cosa, Entendió las razones la Reyna preçiosa, Terminó la baraia de manera sabrosa.
Valió esta senten~ia, fue de Dios otorgada, Fué la alma mesquina en el cuerpo tornada, Que pesó al diablo, a toda su mesnada, A tomar fo la alma a la vieia posada.
Assin fo mi façienda commo yo vos predigo, Fizo Sancta Maria grant piadat comigo, Cnde todos debemos prender ende castigo, Pregarla que nos libre del mortal enemigo.
Leemos un miraclo de la su santidat Que cuntió a un bispo, omne de caridat, Que fo omne catholico de grant autoridat: Víolo por sus oios, bien sabie la verdat.
El varon con grant quessa fo ante los altares, Façie su oraçion entre los paladares: Sennor, que un Dios eres, e tres personas pares, Sea tu piadat e non me desempares.
Recudió la parida, fizose santiguada, Diçie: val me Gloriosa, reyna coronada, Si es esto verdat o si so engannada, Sennora beneita, val a esta errada, Palpóse con sus manos quando fo recordada, Por ventre, por costados, e por cada ijada: Trobó so vientre llaçio, la çinta muy delgada, Commo muger que es de tal cosa librada, Non lo podie creer por ninguna manera, Cuidaba que fo suenno, non cosa verdadera, Palpóse e catóse la vegada terçera, Tiróse de la dubda en cabo bien çertera.
Murió el cardenal don Peidro el onrrado, fo a los purgatorios, do merecié seer levado; ante de poccos días fo Estevan finado, atendié tal judizio qual él lo avié dado.
Si tú a mí quisieres escuchar e creer, de la vida primera non te querrás toller: a mí non dessarás por con otra tener, si non, avrás la lenna a cuestas a traer." Issió de la eglesia el novio maestrado, todos avién querella que avié tardado, fueron cabadelante recabdar su mandado, fo todo el negocio aína recabdado.
Issióseli de manos, fússoli el marido, nunqua saber podieron omnes dó fo caído, sópolo la Gloriosa tener bien escondido, no lo consintió ella que fuesse corrompido.
Era de lo al todo sano e meiorado, Fuera de un filiello que tenie travesado; Mas lo de la natura quanto que fo cortado, Non li creçió un punto, fincó en su estado.