Ejemplos ?
Es posible que algunos consideren inconveniente o impropia esta publicación por creer que así contribuimos al relajamiento moral de nuestra civilización febril y vertiginosa; pero las censuras de éstos moralistas no me preocupan mayormente por cuanto considero la "Nomenclatura y Apología del Carajo" una obra de erudición lexicográfica.
En resumen, de seguir el criterio del jurisperito Egaña, frente a la amenaza de un individuo para derribar la autoridad, el gobierno debe cruzarse de brazos, mientras como dice él, no sea sorprendido infraganti. Con los hombres de ley no puede uno entenderse; y así ¿para qué ¡carajo!
an dado era Don Simón Bolívar a singularizarse, que hasta su interjección de cuartel era distinta de la que empleaban los demás militares de su época. Donde un español o un americano habrían dicho: ¡Vaya usted al carajo!, Bolivar decía: ¡Vaya usted a la pinga!
EL EDITOR. ;Nomenclatura y Apología del Carajo. :La lengua castellana es tan copiosa, :En voces y sinónimos, tan rica, :Que con nombres diversos, cualquier cosa :O con varias metáforas explica :Monarca Soberano, y Rey...
Este párrafo lo escribo para lectores del siglo XX, pues tengo por seguro que la obscena interjección morirá junto con el último nieto de los soldados de la Independencia, como desaparecerá también la proclama que el general Lara dirigió a su división al romperse los fuegos en el campo de Ayacucho: "¡Zambos del carajo!
Lejos de competirle, queda abajo :En buena hora, le añadan papo, y chocho, :Nombres de morondanga... Ellos son ocho :Y entre todos no valen un ¡Carajo!.
Yo, en cualquiera emoción, desahogo el pecho :Cuando un fuerte ¡Carajo! desembucho... :Interjección potente del despecho :Que si es echada a tiempo, vale mucho.
Del sexto en los sentidos corporales, :es el carajo la mejor prescea; :y más si es de esos miembros burricales :que ostentan a la par Fajardo y Zea.
Palabra comodín, que entra al destajo :en todo, pues se dice sin reproche, :fría como un Carajo está la noche :O caliente está el sol, como un Carajo.
Un Carajo de un seme, grueso y sano :es digno de coronas y guirnaldas :Así ante tan potente soberano :Las Nobles y plebeyas, caen de espaldas.
Si el miembro de botón, como el de un perro :se engancha al fornicar y es un estorbo :y es bueno que sea duro, como un hierro :y es mejor es derecho, que no corvo. :En fin, aquí termina mi trabajo :Si algún censor severo lo condena :Que me eche un buen Carajo...
Ahora gozas practicando lo aprendido en los segundos de tu pasión fingida con quien se mueve en usufructo de su venta —prostitución legalizada y muy muy cara– mas es tu gusto y yo… al carajo...