¡ay!

¡ay!

 
interj. Expresa, gralte., aflicción o dolor.
Denota pena, temor, conmiseración o amenaza: ¡ay de mí!; ¡ay del que me ofenda!
m. Suspiro, quejido.

¡ay!

(ˈaj)
interjección
expresa pena, sorpresa o dolor ¡Ay, me duele mucho!
expresión de amenaza ¡Ay del que no trabaje como lo pedí!
expresión de queja o lamento por la mala suerte ¡Ay de mí! Nunca voy a conseguir un buen trabajo.
Traducciones

¡ay!

ahime
Ejemplos ?
En este mismo año, el 16 de enero, Joaquín es padre por primera vez, teniendo una hija, Carmela Juliana, fruto de su relación con Isabel Oliart, y a quien le dedicó la canción «Ay, Carmela» de su disco Vinagre y rosas de 2009.
En el testamento de Germana de Foix, realizado pocos días antes de su muerte en octubre de 1536, se le otorga un collar de 133 perlas gruesas: "Ittem, llegamos (sic) y dexamos aquel hilo de perlas gruessas de nuestra persona, que es el mejor que tenemos, en el qual ay Çiento y treynta (sic) tres perlas, a la sereníssima doña Ysabel, Ynfanta de Castilla, hija de la Mat.
Los adjetivos son concordantes a su sustantivo; las terminaciones respectivas son -aj (pronúnciese «ay») para plural, -an, para objeto directo y -ajn para objeto directo plural (pronúnciese como P ain e).
¡De las ondas el hervor insano) Al Popocatépetl (Tú que de nieve eterna coronado) Ausencias y recuerdos (¿Qué tristeza profunda, qué vacío) Calma en el mar (El cielo está puro) El ay de mí (¡Cuán difícil es al hombre) En el Teocalli de Cholula (¡Cuánto es bella la tierra que habitaban) En una tempestad, también llamada "Oda al huracán", (Huracán, huracán, venir te siento) Himno al desterrado (¡Cuba, Cuba, que vida me diste) Himno al Sol (En los yermos del mar, donde habitas) La cifra (¿Aún guardas, árbol querido) La estación de los Nortes (Témplase ya del fatigoso estío) La inconstancia (En aqueste pacífico retiro) La melancolía (Hoja solitaria y mustia) La partida (¡A Dios, amada, a Dios!
Presentó varios programas como El tablao de Lola en Telecinco (1992), Sabor a Lolas en Antena 3 (1992–1993) y Ay Lola Lolita Lola en TVE (1995); estos dos últimos los presentó junto a su hija Lolita Flores.
Menos el cubo del segundo término.: (a-b)3= a3-3a2b+3ab2-b3, Identidades de Cauchy:: (a-b)3= a3-b3-3ab(a-b), Ejemplo:: (x-2y)3 = x3 - 3(x)2(2y) + 3(x)(2y)2-(2y)3, Agrupando términos:: (x-2y)3 = x3-6x2y+12xy2-8y3,: (x2+x+1)(x2-x+1) = x4+x2+1,: a3+b3+c3-3abc= (a+b+c)(a2+b2+c2-ab-bc-ac),: a3+b3+c3-3abc= frac 1 2 (a+b+c)(a-b)2+(b-c)2+(a-c)2,: (a+b)2+(a-b)2=2(a2+b2),: (a+b)2-(a-b)2=4ab,: (a+b)4-(a-b)4=8ab(a2+b2),: (a2+b2)(x2+y2) = (ax+by)2+(ay-bx)2,: (a2+b2+c2)(x2+y2+z2) = (ax+by+cz)2+(ay-bx)2+(az-cx)2+(bz-cy)2, Dado que la notabilidad de un producto es un concepto ambiguo, no existe una lista determinante que indique a cuáles productos se les puede considerar notables, y a cuáles no.
Lola Flores ha protagonizado muchos discos que le han llevado a la gloria, entre ellos se encuentran: Ay Lola, España mía, Juerga flamenca, Mi mundial 82 (1982) La ilimitable Lola (1990) y muchos otros, que contenían sus canciones más famosas.
Entre esas películas se encuentran La niña de la venta, con Ramón Torrado, (1951) y ¡Ay pena, penita, pena!, con Miguel Morayta, (1953).
Entonces, el inicio de la Época de Oro vendría con el estreno de la película Allá en el Rancho Grande, que inauguraría el género de comedia ranchera, género cultivado en México sin parangón en el resto de mundo, debido a la cultura e idiosincrasia mexicanas. La internacionalización viene a partir de 1941 con el film ¡Ay Jalisco, no te rajes!
Las más recordadas son: " A tu vera ", " Torbellino de colores ", " Ay pena penita pena " y " La Zarzamora ". La música de esta última la fue acompañando en su entierro por petición suya.
En Venezuela es muy común cantar "Ay que noche tan preciosa", para luego pasar a cantar el cumpleaños; al terminar, todos los invitados abrazan al agasajado luego que éste ha apagado las velas de la torta.
Su reinado fue de unos 27 años, en los que se encargó de suprimir los nombres de Ajenatón, Smenkara, Tutanjamón y Ay, mostrándose como el sucesor de Amenhotep III.