Ejemplos ?
Inclinó éste los ojos al suelo para no ver brillar de nuevo el reproche en los ojos de su amigo, y -No lo mires asín - continuó el Trebujena encarándose con Cayetano -, que lo que Joseíto se merece es que le dés un beso en cá pómulo; que el pobre estaba aquel día por mo de tí, que jacía la barba y si me lo dijo, fue porque el pobre hubiera dado un ala del corazón por no dejarte a ti aquel día en tan malilla postura.
Paco Cárdenas adivinó que el Sordina le disparaba al Maroto; se acordó del asedio que le tenían puesto las necesidades más perentorias de sus hijos encuerinos y casi hambrientos; de su María, casi aniquilada por la adversidad, y acercándose, pálido pero con reposada actitud, al Maroto, díjole a la vez que se hurgaba cortésmente el ala del amplio pavero: -¿Me permite usté dos palabras?
Yo no sé..., hija mía, pero el Cuco sigue mu malito, y el méico ice que es mu posible que no puea alevantar más el ala, y si no alevanta más el ala...
Los chilenos no eran, sin embargo, todavía dueños de la situación y así lo demostró el hecho de que no avanzaran en el acto sobre Lima ni llevaran su ofensiva sobre los cuerpos que formaban el ala izquierda peruana, que permanecían en línea de batalla.
-Eso creía yo tamién, pero es que yo no pueo seguir asín; es que esa paloma se ha creío que yo estoy jechito de gutapercha, y yo ya no pueo resistirla más, y no tengo más que dos caminos: jacer lo que ha jecho, u sea, agüecar el ala, o buscarme una esaborición y arrematar en la sala de autosias u en el Peñón de la Gomera.
Dime: ¿Bajo la nada de los cielos, alguna noche la tormenta impía cayó sobre el juncal, y entre los velos de la niebla, sin vida tus polluelos flotaron sobre el agua al otro día? ¿Por qué ocultas ahora la cabeza en el rincón del ala entumecida?
La lluvia me obligó a refugiarme en una sábana recién lavada, y la limpieza siempre me ha dado escalofríos. Luego he cogido reuma en un ala, mientras me cobijaba bajo un casco de maceta abarrotado de gente.
Vino la Nochebuena acompañada de mucha nieve; pero cuanto más espeso era el sudario que cubría el huerto del convento, más calor notaba Lucía en su celda solitaria; una ilusión singular le mostraba, al través de los emplomados vidrios, que en lugar de copos de nieve llovían sobre las ramas de los árboles y sobre la dura tierra millares de azucenas nítidas, finas como plumas arrancadas del ala de los ángeles.
Lo dicho por el tío Cantales parecía haber interesado en grado sumo a los nacidos en Teba y en Alcalá de los Gazules, y -Oiga osté, agüelo -preguntóle éste al tío Cantales, con acento un tantico inseguro-, ¿jacia aónde irigían el ala esos güenos mozos?
(...Era su rubia cabellera como el ala de un ave que fuese una quimera...) Se han deshojado los rosales mustios y fatigados (...Oh sus manos liliales cuyos dedos cansados deshojan los males...) Y dijeron las hadas: "Tus dorados cabellos serán aúreo manojo del celeste trigal; en tus ojos pondremos zafirinos destellos, en tus ojos azules tendrás todo el Ideal." La brisa viene leve y nemorosa rizando el agua muerta del pantano y un surtidor romántico y lejano desata una elegía dolorosa.
El consejo en pleno aparecía sentado en sus poltronas de blandos almohadones, y el anciano Rey llevaba un vestido nuevo; la corona de oro y el cetro habían sido pulimentados, y todo presentaba aspecto de gran solemnidad; sólo la princesa estaba lívida, y se había ataviado con un ropaje negro como ala de cuervo; se habría dicho que asistía a un entierro.
رددي أيتها الدنيا نشيدي :ردديه و أعيدي و أعيدي :و اذكري في فرحتي كل شهيد :و امنحيه حللاً من ضوء عيدي :رددي أيتها الدنيا نشيدي :عشت إيماني و حبي أممياً :و مسيري فوق دربي عربياً :و سيبقى نبض قلبي يمنياً :لن ترى الدنيا من بعدي وصياً = Raddidi Ayyatuha 'D-dunya Nashidi Raddidihi Wa-a 'idi Wa-a idi Wa 'Dhkuri Fi Farhati Kulla Shahidi Wa'Mnahihi Hullalan Min Daw'i Idi Raddidi Ayyatuha 'D-dunya Nashidi Ishtu Imani Wa-hubbi Umamiyya Wa-masiri Fawqa Darbi Arabiyya Wa-sayabqa Nabdu Qalbi Yamaniyya Lan Tara 'D-dunya Ala Ardi Wasiyya.