¡Bienvenido!

Traducciones

¡Bienvenido!

مَرْحَباً

¡Bienvenido!

vítejte!

¡Bienvenido!

velkommen

¡Bienvenido!

willkommen!

¡Bienvenido!

welcome!

¡Bienvenido!

tervetuloa!

¡Bienvenido!

bienvenue !

¡Bienvenido!

dobrodošli!

¡Bienvenido!

benvenuto!

¡Bienvenido!

ようこそ!

¡Bienvenido!

환영!

¡Bienvenido!

welkom!

¡Bienvenido!

velkommen!

¡Bienvenido!

serdecznie witamy!

¡Bienvenido!

bem-vindo!

¡Bienvenido!

välkommen!

¡Bienvenido!

ยินดีต้อนรับ

¡Bienvenido!

hoş geldiniz!

¡Bienvenido!

hoan nghênh!

¡Bienvenido!

欢迎光临!
Ejemplos ?
Al entrar en la campiña, el muchacho observó que todas las flores se abrían frescas y hermosas bajo los rayos tibios del sol, y que se mecían al impulso de la brisa, como diciendo: «¡Bienvenido a nuestros dominios!
-Voltee sorprendido y cuál no sería mi sorpresa cuando descubrí a Peter Pan que junto con Alicia me saludaban muy amables diciéndome: -Bienvenido a la biblioteca del País de las Maravillas.
Pero en total, 110 kilos de proteína de origen animal consumen los argentinos. No hay país en el mundo que tenga este consumo de proteínas animales y bienvenido sea.
¡Gracias, muchas gracias por su visita! Siéntese y sea bienvenido. -Míster Peggotty -le dije, cogiendo la silla que me ofrecía-, yo no querría darle demasiadas esperanzas; pero me he enterado de algo.
¡Conoce muy poco a su madre si cuenta con ello! ¡Que renuncie al momento a ese capricho y será bienvenido! Si no renuncia al instante, que no intente volver a acercarse a mí, ni vivo ni moribundo, mientras pueda levantar la mano para oponerme, hasta que se olvide de ella para siempre y venga humildemente a pedirme perdón.
Sí, era el mismo sauce de Kjöge que se había lanzado al mundo en su busca; y ahora lo había encontrado y conducido al jardincito junto al riachuelo, donde se hallaba Juana en todo su esplendor, la corona de oro en la cabeza, tal y como la viera la última vez, y le decía: - ¡Bienvenido!
-Cualquier intención que tengas, emperador, mientras todavía estamos en paz, yo te digo : "¡Bienvenido !" En lo que concierne al rendimiento, señor, perdónanos; No sé si ahora querrás con tu ejército hacernos daño O si regresarás, reconsiderando éste camino, Para darnos un signo de tu compasión...
Una voz macabra se escuchó de pronto salir de las paredes: -Siéntate. Ahora tú eres el rey y este espacio te pertenece por ley para siempre: Bienvenido, oh, Gran Buey.
Cuidémonos de los a prioris, de lo preestablecido. Bienvenido todo lo que de dentro de nuestro Partido o de fuera ayude a la renovación permanente en que vamos a vivir.
Habiendo llegado a Egipto en paz en Pi-Ramses-Amado-de-Amón-Grande-de-Victoria, y permaneciendo en su palacio de vida y dominio, como Ra está en su horizonte, los dioses del país vinieron a él, honrándolo y diciendo: “Bienvenido, nuestro hijo bien amado, rey del Alto y Bajo Egipto, Usermaatra-Setepenra, Hijo de Ra, Ramses- Meriamón”...
racias por tu cálida bienvenida querida Dilma; Pepe y querido amigo, compañero presidente de la República Bolivariana de Venezuela: en primer lugar, bienvenido; bienvenido a este lugar, el MERCOSUR, espacio en el cual durante tantos años quienes venimos trabajando para reconstruir lo que otros quisieron destruir, finalmente se incorpora la hermana República Bolivariana de Venezuela.
1994 Carta a Zedillo: Bienvenido a la pesadilla. Subcomandante Marcos. Diciembre 3 de 1994 Tengo que concluir por falta de tiempo, pero agregaré una última observación.