últimamente


También se encuentra en: Sinónimos.

últimamente

1. adv. Hace poco tiempo, en los últimos tiempos últimamente no tenía buen aspecto. recientemente
2. Por último se leerán los números premiados, y últimamente, se repartirán los premios. finalmente

últimamente

('ultimamente)
adverbio
en un tiempo reciente Últimamente no vino a visitarme.
Traducciones

últimamente

lately

últimamente

ultimamente

últimamente

أَخِيرَاً

últimamente

nedávno

últimamente

på det seneste

últimamente

προσφάτως

últimamente

viime aikoina

últimamente

u zadnje vrijeme

últimamente

最近

últimamente

요즈음

últimamente

recentelijk

últimamente

i det siste

últimamente

ostatnio

últimamente

ultimamente

últimamente

på sista tiden

últimamente

เมื่อเร็วๆ นี้

últimamente

son zamanlarda

últimamente

mới đây

últimamente

最近

últimamente

напоследък

últimamente

ADV
1. (= recientemente) → lately, recently
no lo he visto últimamenteI haven't seen him lately o recently
2. (= por último) → lastly, finally
3. (= en último caso) → as a last resort
4. ¡últimamente! (LAm) → well, I'll be damned!, that's the absolute end!

últimamente

adv recently
Ejemplos ?
Soto, para enviar a usted un paquete de diarios conteniendo todas las publicaciones hechas últimamente con motivo de los funerales del general Artigas.
Mi apellido, hoy día, es corriente, casi plebeyo: Simpson. Y digo "hoy día", porque sólo últimamente he comenzado a llamarme así.
Por todos los datos últimamente recogidos pueden contarse Señor Secretario, 63 víctimas y entre ellas los Coroneles Montes, Zamora y el Comandante de ingenieros Borda.
(En realidad no llegaban a tres mil a estar a los cómputos publicados últimamente en la revista del Archivo de Río Grande) y a pesar de que podía descontarse la certeza de que avanzaban bien armados y equipados, en el Campamento del Sitio nadie dudó que los 5.000 soldados que fácilmente reuniría “la Patria” podría hacer frente y aún vencer a los intrusos, sin dejar de hostilizar por eso ni un momento a Montevideo.
Sobre el revisionismo he dado mi opinión varias veces. Últimamente lo he reiterado hace poco, el 25 de mayo, en el acto celebratorio del sesquicentenario del Instituto.
Aunque, según recién me informa Mercurio, últimamente algunos sesudos se empeñan en demostrar que aún existen los Santos Reyes, pues muchos de ellos se han ganado su mirra, su incienso y su oro con las nuevas tendencias políticas y educativas de la trans.
Leyó aquí Ferreiro varias partes del largo documento y enfatizó este párrafo: :“Últimamente, - dice Ferreiro – la “Proclama”, se refiere a la cuarta de las proposiciones por mi señaladas, en una centena de sencillas palabras, que se pierden sin duda en el abundante texto; diré mejor, que se perdieron para la posteridad, agobiada de prejuicios y ávida de lo estrepitoso, pero que – me lo aseguran mis estudios – fueron bien pesadas, bien medidas y altamente valoradas por nuestros patricios del 10.
Por iguales motivos, tampoco es admisible aquella proposición en lo que respecta a los portugueses con relación al Brasil. Últimamente en lo relativo a la oposición de los españoles en el “Reino de las Indias” – excluido si se quiere el breve trozo de Montevideo y la Banda Oriental, ya que éstos no hacen cuenta en el balance - ¿qué duda cabe que ellos (los peninsulares) habían sido sus pobladores y primeros civilizadores?
Considera mi corta inteligencia, que el emprender la guerra y la defensa, había de ser con la esperanza fundada de tener algunos socorros, y en este caso, nos podríamos arriesgar a cerrar las puertas de esta ciudad, y a defendernos con dificultad y trabajo, por el espacio de uno o dos meses, pero es justo considerar que los ingleses han firmado la evacuación de, y que también la ha firmado últimamente el rey Nuestro Señor, de donde se sigue que no podemos esperar socorros de los ingleses, y que tampoco nos los podemos prometer del, porque, oponiéndose a un tratado que nuevamente ha firmado, se armarían en ofensa suya con sus fuerzas, y, y vendrían a quedar expuestos todos los dominios de Su Majestad a esta unión de tantos y tan poderosos enemigos.
APOLODOROS.- Creo que estoy bastante bien preparado para narraros lo que me pedís, porque últimamente cuando desde mi casa de Faleron regresaba a la ciudad, me vio un conocido mío que iba detrás de mí y me llamó desde lejos y bromeando: ¡Hombre de Faleron, Apolodoros!
Junta de la Capital de Buenos Aires, hasta sufrir por el antiguo gobierno y de su tropa militar los insultos de su persona en Tupiza y su retroceso a esta Villa con perjuicios insanables en su giro de comercio y abandono de sus cargas y últimamente con la prisión fulminada a principios de Noviembre por no ser partidario del despotismo y la tiranía; bajo de este concepto y del largo transcurso de más de veinte años que habita en estos dominios; declárese (nótese bien) a don Pablo Soria por ciudadano americano, honrado y fiel hijo y patriota suyo ”, etc.
7º- Declaro que no tengo otros bienes que el derecho que me asiste para reclamar al Estado todo lo siguiente: Pérdidas en mi casa en esta ciudad durante la revolución, calculadas concienzudamente, como seis mil pesos, pérdidas en la hacienda de Umaña, en bienes de campo que fueron confiscados y destrozados en la casa por fuerzas que pasaron y pueblos inmediatos que se habían pronunciado contra mí, como cuatro o cinco mil pesos; y últimamente todos los sueldos que disfrutaba como Presidente en los meses de la guerra hasta el dieciocho de noviembre en que me embarqué en La Unión, y dejé el país.