óbolo


También se encuentra en: Sinónimos.

óbolo

(Del gr. obolos, moneda griega de escaso valor.)
1. s. m. Cantidad pequeña con que se contribuye para un fin determinado. donativo
2. HISTORIA Peso que se usó entre los antiguos griegos y que equivalía a unos 6 decigramos.
3. HISTORIA Moneda de plata de los antiguos griegos.
4. FARMACIA Peso de medio escrúpulo, equivalente a 12 granos.

óbolo

 
m. fig.Cantidad exigua con que se contribuye para un fin determinado.
Traducciones

óbolo

mite

óbolo

obolo

óbolo

SMmite, small contribution
óbolo de San PedroPeter's pence
Ejemplos ?
Es común que el chamán pida honorarios elevados por este trabajo. Pero a menudo también realizan esta tarea sin solicitar ningún óbolo.
Así, el estratego Nicias alquiló un millar de esclavos a las minas de plata del monte Laurión, en la región de Ática, Hipónico 600 y Filomides, 300. Jenofonte (Sobre los ingresos) indica que proporcionan un óbolo por esclavo y día, lo que supone 60 dracmas anuales.
Solo con la muerte de Esteban, el Gran Hospodar de Moldavia, Polonia pudo aún mantener su dominio sobre el río Danubio; mientras que la liberalidad del Papa Julio II, quien dirigió no menos de 29 bulas a favor de Polonia y otorgó a Alejandro ayuda financiera, incluyendo el Óbolo de San Pedro, le permitió contener, de alguna forma, la arrogancia de la Orden Teutónica.
Desde la Unificación de Italia, cuando la Iglesia perdió su poder temporal, los recursos de la tesorería pontificia derivan principalmente del Óbolo de San Pedro y de otras limosnas de los fieles, por tanto, la Cámara, como órgano financiero, no tiene ya funciones prácticas.
Así, la violación de una mujer libre por un no libre está castigado con una multa de 200 estateros, mientras que la violación de una esclava no virgen por un no libre lleva aparejada una multa de sólo un óbolo.
Stips, del latín stips-stipis, moneda, óbolo (moneda griega de poco valor), ofrenda o cuestación. Esta palabra dio en latín stipendium que a su vez dio al español estipendio (paga, remuneración, tasa fijada por la autoridad eclesiástica a los fieles para aplicar algún servicio religioso).
Por iniciativa del virrey Manuel Amat y Juniet —quien colaboró con un óbolo anual y los estudios técnicos— y dado que la primera edificación tuvo que ser prácticamente demolida en 1746, se construyó un nuevo templo que fue inaugurado el 20 de enero de 1771.
Los muertos condenados a cruzarlo debían pagar un óbolo al barquero Caronte; aquellos que no podían permitirse pagar el coste eran obligados a vagar, como sombras, alrededor de sus orillas.
Pero es el caso que El Tío Cayetano se ha echado a escritor para contribuir con su óbolo de experiencia, ya que no ciencia, a la ilustración de ese mismo pueblo y está dispuesto como nunca a llevar a cabo su patriótica resolución.
Es sólo un pequeño rasgo, pero, como el óbolo de la viuda, resuena en lo más hondo del corazón y manifiesta la bondad de la naturaleza humana; y éste es el rasgo que debe destacar el poeta, y más que nunca en nuestro tiempo, pues reconforta y contribuye a suavizar diferencias y a reconciliar a la gente.
Se ha dicho también que han venido a España trescientos emisarios del extranjero, que se dan una vida sibarítica a costa del óbolo del pobre trabajador; y esto lo ha dicho el ministro de la Gobernación, un funcionario que debe saber que lo que dice no es cierto.
En las sociedades fundadas en la esclavitud entera, hubo beneficencia también; las «eranias», las «tiasias» griegas, accesibles a los esclavos, eran aparentemente asociaciones religiosas, en realidad de socorros mutuos. La ley ateniense concedía un óbolo diario a los enfermos desvalidos.