ínfimo

(redireccionado de ínfima)

ínfimo, a

(Del lat. infimus, lo que está más abajo de todo.)
1. adj. Que es el más bajo o el último en una clase o gradación la oferta del queso estaba a un precio ínfimo. inferior
2. Que es muy malo o despreciable se relaciona con personas de ínfima calaña. miserable

ínfimo, -ma

 
adj. Superlativo de inferior.
Que en su situación está muy bajo.
En el orden y graduación de las cosas, díc. de la que es última y menos que las demás.
Díc. de lo más vil y despreciable en cualquier línea.

ínfimo, -ma

('imfimo, -ma)
abreviación
1. que tiene muy poca calidad o cantidad Ese perfume es tan barato porque es de calidad ínfima.
2. que tiene muy poco tamaño o importancia No te preocupes, yo lo cuido, tu niño causa molestias ínfimas.
3. inmejorable que no tiene las condiciones mínimas requeridas para que sea aceptable Su sueldo sólo cubría sus necesidades más ínfimas.
Traducciones

ínfimo

outside

ínfimo

infimo

ínfimo

ADJ [calidad, grado] → very poor; [cantidad, participación, porcentaje, nivel] → very small, tiny
de ínfima calidadvery poor quality antes de s
la ayuda que le dieron fue ínfimathe help they afforded him was next to nothing
viven en ínfimas condicionesthey live in dreadful o appalling conditions
precios ínfimosknockdown prices
Ejemplos ?
Vulcano quieren que sea el fuego del mundo; Neptuno, las aguas; el padre Plutón, esto es, el orco o infierno, la parte terrena e ínfima del mundo.
Pero, no es esta ínfima extensión la que interesa al vecino, sino las consecuencias que tiene a su favor el imponer la falsa tesis de que el Zarumilla tiene el curso por Aguas Verdes, como acabamos de demostrarlo.
CAPITULO XXII De Neptuno, Salacia y Venilia Supuesto que, en efecto, tenía ya Neptuno por socia en el poder a su mujer, Salacia, la cual dijeron era el agua de la parte más ínfima y profunda del mar, ¿por qué motivo juntaron también con ella a Venilia, sino para que sin justa causa que persuadiese el culto divino y una religión necesaria, sólo por la voluntariedad de un alma contaminada con los vicios más detestables, se multiplicara la invocación de los demonios?
CAPITULO XXIII De la tierra, la cual confirma Varrón que es diosa, porque el alma del mundo, que él sostiene que es Dios, discurre también por esta ínfima parte de su cuerpo, y le comunica su virtud divina Una es, sin duda, la tierra, la cual vemos poblada de animales distintos entre sí; pero ésta, que es un cuerpo grandioso entre los elementos y la ínfima parte del mundo, pregunto: ¿por qué motivo quieren que sea diosa?
11 Urbe lumínica, ínclita y ubérrima, ínfima y abyecta, sobre tu asfixiado rostro se deslíen las pintadas piedras y hasta el tezontle pináculo mancha su sonrisa fresca de rojizas vetas...
Resta que alguna cosa inferior, que no tiene voluntad, sea la que hizo en la naturaleza angélica, que fue la primera que pecó, la voluntad mala; pero tambien esta misma cosa, cualquiera que sea, aun la más inferior, hasta la ínfima tierra, por ser naturaleza y esencia, sin duda es buena, y tiene su cierto modo y especie en su género y orden.
Él se reía, incansable, liviano, alegre, poco ambicioso, encontrando fácilmente cómo mantener su pequeña persona con la ínfima cantidad de sangre que de vez en cuando conseguía sacar a algún animal grande.
Junta, por todas las autoridades y corporaciones, desde la Real Audiencia hasta la ínfima clase, en la mas dulce efusión de sus patrióticos sentimientos tan decorosamente reprimidos, según instruye el adjunto testimonio del acta capitular.
Porque se está haciendo hoy, aun con el régimen que obligaba hasta a la casa más ínfima a pagar más que a la casa más grande, porque así es como se obliga hoy la tarifa: las casas más modestas tienen que pagar más que las casas mayores.
Puede afirmarse desde luego, que una minoría ínfima de los “hombres libres” aptos en cada ciudad o capital de las provincias, comenzando por Buenos Aires, para el ejercicio del voto fueron los que intervinieron en estas elecciones.
¿Saldría yo alguna vez de mi ínfima condición social, podría convertirme algún día en un señor, dejar de ser el muchacho que se ofrece para cualquier trabajo?
Sólo una minoría ínfima de este partido fue enviada a la Cámara legislativa; sus jefes más notorios desaparecieron de la escena, incluso Marrast, el redactor jefe y Orfeo de la república «honesta».