éxtasis

éxtasis

(Del bajo lat. ecstasis < gr. ekstasis, desviación, arrobamiento < existamai, desviar, apartar.)
1. s. m. RELIGIÓN Estado del alma en la unión mística con Dios, caracterizado por el sentimiento de amor y de gozo sumo y por la disminución o suspensión del ejercicio de los sentidos los poetas místicos hablan de sus éxtasis en sus obras.
2. Estado de la persona enteramente dominada por un sentimiento de alegría, de admiración o de amor, de manera que se encuentra ajena a todo lo que no es objeto de estos sentimientos la contemplación de aquellas montañas le dejó en éxtasis. arrobamiento, embeleso
3. Droga sintética que tiene poderes afrodisíacos y produce alucinaciones.
NOTA: También se escribe: éxtasi
NOTA: En plural: éxtasis

éxtasis

 
m. Estado de traslado interior involuntario con un sentimiento de felicidad y con manifestaciones exteriores de inmovilidad, disminución de las funciones fisiológicas y expresión de beatitud.
Estado del alma enteramente embargada por un intenso sentimiento de admiración, alegría, etc.
m. Droga química que causa falsos estados de alegría o de excitación sexual y que puede causar la locura o la muerte a la persona que la ingiere.

éxtasis

('ekstasis)
sustantivo masculino
1. estado de alguien que siente un placer o alegría intensa que no puede pensar Ciertas piezas musicales lo ponían en éxtasis.
2. religión estado del alma en que experimenta la unión mística con Dios por medio de la suspensión temporal de las funciones corporales Santa Teresa alcanza el éxtasis.
3. droga sintética que produce alucinaciones El éxtasis es perjudicial para el organismo.
Traducciones

éxtasis

ecstasy

éxtasis

êxtase

éxtasis

extáze

éxtasis

ekstase

éxtasis

Ekstase

éxtasis

ekstaasi

éxtasis

extase

éxtasis

ekstaza

éxtasis

エクスタシー

éxtasis

무아경

éxtasis

extase

éxtasis

begeistring

éxtasis

zachwyt

éxtasis

экстаз

éxtasis

extas

éxtasis

ความปิติยินดีอย่างล้นพ้น

éxtasis

coşku

éxtasis

trạng thái mê ly

éxtasis

狂喜

éxtasis

Екстази

éxtasis

אקסטזה

éxtasis

SM INV
1. (= estado) (por arrobamiento) → ecstasy, rapture; (por trance) → trance
estar en éxtasisto be in ecstasy
2. (= droga) → ecstasy, E

éxtasis

m (fam) methylene dioxymetham-phetamine (MDMA), ecstacy (fam); — líquido (fam) gamma-hydroxybutyrate o gamma-hydroxybutyric acid (GHB), liquid ecstacy (fam)
Ejemplos ?
Estremecen los sentidos, el rojo color, de los arreboles al dormirse el Sol: transportan, elevan en la sensación, del éxtasis pleno de sentir a Dios.
Con fama de mujer apasionada, que al éxtasis trasladas al afuerino; que entre tus piernas bien proporcionadas, dejó escapar algún suspiro.
tus placeres serán los del paraíso, Iván, tu sangre y la mía bullirán juntas de deleite, tus sensaciones se convertirán en éxtasis, hasta que...
Detrás va Pedro Domecq con tres sultanes de Persia. La media luna soñaba un éxtasis de cigüeña. Estandartes y faroles invaden las azoteas.
Pero ahora, gracias al tío Chispas, que le tenía ley por haber conocido a su padre, era todo un marinero, estaba en camino de ser algo, podía con todo derecho meter su brazo en el caldero, y hasta llevaba zapatos, los primeros de su vida, unas soberbias piezas capaces de navegar como una fragata, que le sumían en éxtasis de adoración.
Después de todo antes de la muerte te sentimos Señor en plena vida y descubrimos el instante de tu abrazo feliz -pequeña muerte- sin que fenezcamos. Éxtasis místico de unos segundos que un día se harán eternos.
En pueblos de ánimo más completo y armónico que el nuestro, puede a una época de dinamismo suceder fecundamente una época de tranquilidad, de quietud, de éxtasis.
Recordé una carta de Susiche, o más bien, un poema en prosa, en la cual ella comentaba cierta hora de éxtasis en la que, arrastrada por un sueño vertiginoso, su mano había llegado hasta el Amado, despertándole, y había retrocedido luego, con trágica crispación, abatida y réproba, por haber tocado la luz.
Colón, devoto, ascético y místico hasta el éxtasis, vidente visionario de intensa lucidez, por Dios tal vez dotado de intuición profética, adivinó con ella cuanto debió saber.
La embriaguez de su descarga provocó que el mujik emitiera gritos de regodeo, mientras la damita, abrumada por el éxtasis que él le ocasionaba, permaneció casi desmayada mientras recibía la inundación.
Y diciendo esto apoyó una mano en una de las ramas de los árboles inmediatos, cruzo una pierna sobre otra y quedose mirando, como sumido en delicioso éxtasis, a la mujer amada, que, hundiendo entre las flores su semblante de raso para mejor aspirar sus perfumes, brillaba toda bañada por los rayos del sol que convertía sus blandos cabellos en áureo y en sedoso y en resplandeciente remolino.
En pueblos de ánimo más completo y armónico que el nuestro puede, a una época de dinamismo, suceder fecundamente una época de tranquilidad, de quietud, de éxtasis.