Ejemplos ?
La Iglesia misma dio con la idea de permitir fiestas ad laudem (“para divertirse”), de las cuales derivaron los carnavales de semana santa y los festum follorum. Ésas últimas “fiestas de los locos” eran como espectáculos privados en el que los monjes parodiaban la vida religiosa dentro del mismo recinto religioso.
De ahí el gusto por las genealogías que acababan siempre en alguna divinidad, porque ésas listas de antepasados cumplían una función similar a las escrituras de propiedad y los títulos de nobleza de las sociedades modernas.
En un artículo aparecido en 2009 se ha sugerido que nuestro Sol nació formando parte de un cúmulo estelar con una masa de entre 500 y 3000 masas solares y un radio de entre 1 y 3 pársecs, pensándose que aunque las estrellas que formaron dicho cúmulo se han ido dispersando con los años existe la posibilidad de que entre 10 y 60 de ésas estrellas pudieran estar en un radio de 100 parsecs alrededor del Sol.
Localmente, este espacio se verá como aquel con el que estamos familiarizados, y por lo tanto, se podría en principio programar un sistema de realidad virtual para permitir la exploración de ésas "teselaciones", esto es, de los politopos regulares cuatridimensionales.
Los ejemplos incluyen Circoporus octahedrus, Circogonia icosahedra, Lithocubus geometricus y Circorrhegma dodecahedra. Las formas de ésas criaturas resultan obvias de sus nombres.
Sólo era posible darse de alta en grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia), ya que sólo en ésas Canal 10 efectuaba las instalaciones (gratuitas) de la parabólica y el receptor.
Una facilidad absolutamente inusual del tráfico del „” es ésas cerca de dos a de tres horas Migración del vatio a la isla vecina Föhr.
Lo ahorcaríamos—no sé hasta que punto lo hacemos y lo seguimos haciendo todos los días, a cada minuto—si no fuese porque en el fondo él no hace más que suscribir todas nuestras miserias y todas nuestras paranoias, esas provincias donde sólo es posible sobrevivir gracias al coraje o al suicidio; ésas que Monedero opera cono el oncólogo, que al final de la intervención nos advierte que eso que nos deshacía por dentro, eso que cabalgaba en el fondo de nosotros, no era más que una enorme rosa encendida, un puñal de carne que es necesario fumigar con nuestra propia mirada.
Ya en 1700, los huecos entre las torres comienzan a ser ocupados por casas, aprisionando la muralla y dejándola a merced de los vecinos de ésas casas, quienes para hacerlas más espaciosas, clandestinamente la hacen desaparecer.
Precisamente durante estos contactos del 4 de marzo podrían haber nacido dos topónimos, Yucatán y Catoche, cuya historia sorprendente y divertida —acaso demasiado para ser del todo cierta— se cita a menudo: sea historia o leyenda, ésta quiere que los españoles hayan preguntado a los indios por el nombre de la tierra que acababan de descubrir, y que al escuchar su respuesta, bastante predecible: " no entiendo lo que dices "... " ésas son nuestras casas "...
Se trata de un grupo escultórico en homenaje a los soldados argentinos, y sus perros, que combatieron en el episodio bélico de 1982, denominado Guerra de las Malvinas, conflicto por la posesión de ésas islas australes ocupadas por el Reino Unido de Gran Bretaña.
La consecuencia práctica de ésas demarcaciones, de momento, se ha limitado como referencia para la descentralización administrativa de los diferentes servicios prestados por la Generalidad, como la educación, la sanidad, o la agricultura.