équite

(redireccionado de équites)

équite

(Del lat. eques, -itis, jinete.)
s. m. HISTORIA Ciudadano de la antigua Roma que pertenece a una clase intermedia entre los patricios y los plebeyos.

équite

 
m. Ciudadano romano perteneciente a una clase intermedia entre los patricios y los plebeyos.
Ejemplos ?
- Embutidos: Los embutidos son alimentos esenciales para cualquier clase de ciudadano, se produce en las carnicerías donde es necesaria la carne para convertirse en embutidos, las carnicerías pueden ser dirigidas por plebeyos o équites.
- Pan: El pan se obtiene en las tahonas, dicho alimento es esencial para satisfacer las demandas alimenticias de los ciudadanos, el trigo debe ser llevado al molino, y la harina producida en el molino a las tahonas. Las tahonas pueden ser dirigidas por plebeyos o équites.
- Artesanías: Las artesanías son producidas en las ínsulas, pero solo si los plebeyos tienen al menos un 50% de satisfacción alimenticia, las artesanías son demandadas por los équites y además es un producto muy cotizado en el comercio.
En la época imperial, los équites tenían derecho a llevar el angustus clavus: las dos franjas de púrpura de dos dedos de ancho en la túnica como símbolo de su posición.
Los historiadores cuentan que en los primeros tiempos los équites combatían también en unas luchas precedidas de desafíos, al estilo de los torneos y las justas de la Edad Media.
En la época de la República Romana, después de la Segunda Guerra Púnica, el grupo de los équites, llamado Ordo Equester, fue configurándose como el de un conjunto de personas emprendedoras, dedicadas a los negocios y que, a través de las societates publicanorum, iban controlando los contratos estatales de abastecimiento y obras públicas y la recaudación de impuestos en las provincias, tareas que estaban vetadas a los senadores.
C., los équites y los senadores mantenían serias diferencias, derivadas de la ambición de los gobernadores provinciales senatoriales, que dificultaban los intereses de las societates publicanorum, por lo que tanto Tiberio Sempronio Graco como su hermano Cayo Sempronio Graco utilizaron estas diferencias para debilitar a sus rivales senatoriales.
Para ello asignaron a los équites dos derechos concretos, uno honorífico: sentarse en los espectáculos públicos en primera fila junto a los senadores, y otro, mucho más importante: ser convertidos en los jueces que constituían los tribunales de concusión, encargados de enjuiciar las actuaciones de los gobernadores provinciales senatoriales a petición de sus gobernados.
La rivalidad entre senadores y équites perduró durante todo el período final de la República y las Guerras Civiles. Cuando Octaviano, convertido en dueño del mundo romano y en emperador con el título de Augusto, asentó su poder, procedió a regularizar el orden ecuestre, asignando a los caballeros una serie de funciones subalternas, pero muy importantes, en el nuevo organigrama del Imperio, creando para ellos un cursus honorum propio.
- Équites: Los équites habitan en las casas, son los ciudadanos de clase media, demadan que sean satisfechas sus necesidades alimenticias y lúdicas, además demandan artesanías, que son producidas en las ínsulas.
En este trabajo la autora estudia el comportamiento del grupo italicense de senadores y équites como un verdadero «lobby», compuesto sobre todo por familias béticas, tarraconenses y algunas galas, y su ascenso a partir de Claudio, que es ya espectacular bajo los emperadores flavios, y culmina en un verdadero complot para sustituir, primero a Domiciano por Nerva y, en el año siguiente, a éste por Trajano.
Los plebeyos exigen que sean satisfechas sus necesidades alimenticias, pueden trabajar en serrerías, alfares, canteras, algunos templos o mercados, además si su satisfacción alimenticia es superior al 50% producen artesanías, que son demandadas por los équites.