émulo

(redireccionado de émulos)
También se encuentra en: Sinónimos.

émulo, a

(Del lat. aemulus, rival, imitador.)
adj./ s. culto Se aplica a la persona que imita a otra y procura aventajarla es un émulo de su cuñado.

émulo, -la

 
adj.-s. Competidor de una persona o cosa a la que procura aventajar.
Sinónimos
Traducciones

émulo

/a
A. ADJemulous
B. SM/Frival, competitor
Ejemplos ?
Las divisiones orientales se disolverían como burbujas, porque iba a faltar a nuestros voluntarios la garantía de que no se sacrificaban para entregar, al fin, la patria a los émulos y enemigos de Artigas.
Porque sus excelencias, a trueque de salvar los venerandos principios de la revolución, no han temido aparecer a los ojos de los hombres inexpertos como los más dignos émulos del gran elector, y muy por cima de González Bravo en punto a tropelías y arbitrariedades.
Hay memoria de que Vatinio, hombre nacido para risa y aborrecimiento, fue un truhán, donairoso y decidor, y solía él decir mucho mal de sus pies, y de su garganta llena de lamparones, con lo cual se libró de la fisga de sus émulos, aunque tenía más que enfermedades; y entre otros, se escapó de los donaires de Cicerón.
Pretensiones de gran valía y ambición habían llevado a Gaboto a España, en donde sus émulos intrigaron de modo, que, aunque la corte le concedió el título de Capitán General del Río de la Plata, al mismo tiempo le negó por real orden, volver a su destino.
En nuestros tiempos, el vitorioso honor de España, asombro de todos los enemigos de su grandeza, mortificación triunfante de los émulos a tan incomparable monarquía, el excelentísimo Sr.
En medio de estas glorias vio este Héroe atreverse á su honor la envidia de sus émulos; la qual logró sembrar tantos rezelos en el corazón del Rey, qoe le obligaron á partir en persona para Nápoles, y traerse á España al Gran Capitan, creyendo que su poder aspiraba al cetro de aquel Reyno.
Marco Pulvilo en el acto de dedicar el templo de Júpiter, Juno y Minerva, advirtiéndole cautelosamente sus émulos y envidiosos que su hijo era muerto, para que turbado con tan triste nueva dejase la dedicación y la honra y gloria de ella la llevase su compañero, hizo tan poco caso de la noticia, que mandó cuidasen de su sepultura, triunfando de esta manera en su corazón la codicia de gloria del sentimiento de la pérdida de su hijo: ¿pues qué heroicidad dirá que ha hecho por la predicación del Santo Evangelio con que se libran de multitud de errores los ciudadanos de la soberana patria, aquel a quien estando solícito de la sepultura de su padre, le dice el Señor: «Sígueme y deja a los muertos enterrar sus muertos»?
Id, pues, hombres mortales; id, y dejaos llevar de la grandeza; y émulos a los tronos celestiales, vuestra naturaleza desconoced, dad crédito al tesoro, fundad vuestras soberbias en el oro; cuéstele vuestra gula desbocada su pueblo al mar, su habitación al viento.
Don Juan de Urpin obtuvo de la Audiencia de Santo Domingo, en 1631, facultad para acabar de reducir los indios cumanagotos, palenques y caribes, de modo que de soldado de la real fortaleza de Araya se vio con el carácter de conquistador, a pesar de los émulos que se oponían a sus designios.
Allí superando los alborotos de los sediciosos, y hollando las calumnias de sus émulos, supo sostenerse hasta el año de 1518, en que meditó su expedición á Argel, habiendo sido antes nombrado General de las fuerzas marítimas.
Los deseos y el pronóstico del padre se cumplieron en lo que se llama favores de la fortuna; pero hízose superior á ella el hijo, sabiendo sufrir sus rigores contra la común espectacion de los émulos.
Mil aves que se visten del tesoro Que tiene abierto Dios para sus galas, Émulos de la púrpura y el oro, Revelan los matices de sus alas; Entonan dulces cantos a porfía, Y celebran del mundo el nacimiento Con el primer ensayo de armonía Que, por llegar a Dios, penetró el viento.