ébano

ébano

(Del lat. ebenus < gr. ebenos.)
1. s. m. BOTÁNICA Árbol exótico de hasta doce metros de altura, hojas de color verde oscuro, flores verdosas y bayas redondas y amarillentas. abenuz
2. CARPINTERÍA Madera de este árbol muy usada en ebanistería.
3. ébano vivo HISTORIA despectivo Denominación que se dio a las personas de raza negra en tiempos de la trata de esclavos.
NOTA: Nombre científico: (Diospyros.)

ébano

('eβano)
sustantivo masculino
1. botánica árbol alto, de hojas verde, flores verdosas y bayas y amarillentas El ébano es oriundo de Oriente.
2. madera de este árbol muy apreciada en ebanistería un piano de ébano
Traducciones

ébano

ebony

ébano

hebenum, hebenus

ébano

ébène

ébano

ébano

ébano

ebano

ébano

Ebony

ébano

Ebony

ébano

乌木

ébano

烏木

ébano

흑단

ébano

SMebony
Ejemplos ?
La sombrilla, complemento de ese gracioso atavío es de las mismas estofas y colores que el vestido; y su mango de ébano tiene incrustados ocho carbunclos.
Su rostro ovalado, y en toda su morbidez, era adornado con largas trenzas de cabellos más negros que el ébano, recogidas con gracia y sencillez, sobre su bellísima cabeza, conforme al uso de aquel tiempo.
uince días después del entierro de doña Teresa Carrillo de Albornoz, a eso de las once de una espléndida mañana del mes de las flores, víspera o antevíspera de San Isidro, nuestro amigo el Capitán Veneno se paseaba muy de prisa por la sala principal de la casa mortuoria, apoyado en dos hermosas y desiguales muletas de ébano y plata, regalo del Marqués de los Tomillares; y, aunque el mimado convaleciente estaba allí solo, y no había nadie ni en el gabinete ni en la alcoba, hablaba de vez en cuando a media voz, con la rabia y el desabrimiento de costumbre.
El padre de Farjalla fue asesinado por un mercader. La madre de Farjalla se dedicó durante bastante tiempo a la trata de ébano vivo.
Alto, de vigorosa musculatura, de frente despeja- da y grandes ojos negros, barba abundante, limpia y lucieiite como el ébano, elegante en el vestir, vamos, era el general todo lo que se entiende por un buen mozo.
Así, en 1555, pocos meses antes de su abdicación y retiro al monasterio de Yuste, el emperador Carlos V acordó al ex gobernador Vaca de Castro, en premio de sus servicios a la corona y como vencedor de la facción almagrista, licencia para introducir en el Perú hasta 500 piezas de ébano (negros), libres de todo derecho fiscal.
El manto que la cubriera ha caído de sus hombros, y su mórbido seno, así como sus hermosísimas espaldas estuvieran expuestas a las miradas profanas de los salvajes, si su hermosa cabellera de ébano no le cubriese casi toda entera, dejando sólo a la vista de las codiciosas miradas de los bárbaros, sus blancos bien torneados brazos, cayendo y uno a discreción sobre la espalda tostada del cacique, y el otro a lo largo de su inanimado cuerpo.
Para resarcirse de ambas gabelas, el pirata comerciante vendía su mercancía en un precio que fluctuaba, en el Perú, entre 300 y 400 pesos, según fuese la abundancia ó escasez de piezas de ébano.
Se ha planteado efectuar en lo que resta de año, y en el primer semestre de 1940, treinta perforaciones, localizadas en Poza Rica, en El Ébano y en el Istmo de Tehuantepec, contándose ya con los equipos y personal que tendrá a su cargo estos trabajos.
Sobre el altar de David, en custodia magna, donde cuajó el Oriente sus tesoros y el arte sus maravillas, está expuesta la Majestad de Dios. El púlpito de ébano y marfil, orgullo de Noradino, ocúpalo un prelado.
Y en su pirámide de cinco terrazas se levantaba por sobre toda la ciudad, con sus cuarenta templos menores a los pies, el templo magno de Huitzilopochtli, de ébano y jaspes, con mármol como nubes y con cedros de olor, sin apagar jamás, allá en el tope, las llamas sagradas de sus seiscientos braseros.
Cántame algún himno de nuestra patria, arrulla mi sueño como una madre, ya que no como una esposa. La beldad de las trenzas de ébano canta: I ¡Guerreros!