áulico

(redireccionado de áulica)
También se encuentra en: Sinónimos.

áulico, a

adj. Del palacio o de la corte consejero áulico; festejos áulicos.
Sinónimos
Traducciones

áulico

aulico

áulico

/a
A. ADJcourt antes de s, palace antes de s
B. SM/Fcourtier
Ejemplos ?
En el Código de las Partidas de Alfonso X el Sabio se habla de los mandaderos que llevaban la correspondencia áulica, o en la profusa legislación de la Corona de Aragón se hace continua relación de los Hostes de Correos.
Se puede distinguir la quiliarquía ecuestre (mando de la caballería de los Compañeros) y la quiliarquía áulica (de aulos: «trono»), equivalente según el deseo de Alejandro al visir aqueménida, que únicamente Hefestión y Pérdicas (después de la muerte del conquistador) la ejercieron.
C., Casandro fue nombrado quiliarca ecuestre, y no fue, sin embargo, hiparco o quiliarca del imperio, como se ha escrito en ocasiones, para reemplazar a Seleuco. Además de las quiliarquías áulica y ecuestre, existían otras acepciones de este término.
A finales del siglo XIX la incipiente práctica del fútbol en Uruguay estaba dominada por extranjeros residentes en el país, en particular de ascendencia británica, los cuales actuaban con mentalidad áulica y exclusivista, respecto a los uruguayos que gustaban practicar del novel deporte.
Técnicamente, se basaban en el dibujo esmerado, el equilibrio formal, la línea perfecta, la pureza plástica y un cuidado detallismo, junto a un colorido realista y armónico. Sus obras se basaban en temas eruditos (historia, mitología, literatura áulica), con un concepto idealizado de la belleza.
El mismo Weishaupt cuyo papel fundador se desconocía al principio, resultó sospechoso, pero sólo huyó cuando tuvo que admitir la fe católica, primero a la ciudad imperial libre Ratisbona, y en 1787 otra vez a Gotha, donde Herzog Ernst le proporcionó una consejería áulica sinecura.
25-64, Título: La situación jurídica de los conversos según Lope de Barrientos, ISSN 0211-5255 1997, Revista Estudio Filosóficos, Instituto Superior de Filosofía, Valladolid, Nº 44, págs. 7-38, Título: La filosofía áulica de Lope de Barrientos, ISSN: 0210-6086.
El califa Abderramán III, siguiendo la tradición oriental, (según la cual cada monarca, como signo de prestigio, debía poseer su propia residencia palaciega), decidió fundar la ciudad áulica de Medina Azahara (Medina al-Zahra).
En la actualidad, es evidente que el enfoque por competencias en el caso de la educación pública en México, aún registra graves carencias en la actualización de la información disponible, en el tratamiento de los contenidos de las mismas y en el desarrollo pleno de las actividades que concurren en las propuestas de intervención áulica.
edina Azahara, castellanización del nombre Madīnat al-Zahrā ' ('la ciudad brillante'), es una ciudad palatina o áulica que mandó edificar Abderramán III (Abd al-Rahman III, al-Nasir) a unos 8 km en las afueras de Córdoba en dirección oeste, más concretamente, en Sierra Morena.
El periódico rechazó también que se le considerase «oposición subversiva» y tildó al gobierno del entonces presidente Julio César Turbay Ayala de querer tener «una prensa totalmente áulica, gobiernista a ultranza, no silenciada pero sí aduladora».
Desde 1602 firmó sus propios cuadros y afianzó su prestigio en la Corte; en 1605 pintó el Abrazo de San Joaquín y Santa Ana (Academia de San Fernando, Madrid) y empezó su carrera áulica en 1606; pintó para Felipe III en 1608 algunos frescos del Palacio de El Pardo; después fue nombrado pintor real en 1612.